Avances de las Mujeres en Las Américas: balance crítico de Beijing +20 y perspectivas en la agenda de desarrollo post-2015

Las niñas, niños y adolescentes centroamericanos migrantes no acompañados
23 de Julio de 2014
Diálogo de Alto Nivel sobre el Problema Mundial de las Drogas
7 de Mayo de 2015
Mostrar todos

VII Cumbre de Las Américas.- Debo empezar señalando que la Organización de los Estados Americanos siempre ha dado una gran prioridad al tema de género. Sin embargo cuando asumí mi primer periodo, me preocupó bastante que todo el tema se concentraba en algo que es muy fundamental: el tema de la violencia contra las mujeres, la Convención Belem do Pará. Pero a pesar de que se ha hecho un buen trabajo y un buen seguimiento, con mucha participación de las organizaciones no gubernamentales de mujeres, sentía que el tema de la mujer era más amplio, y que la OEA debería cubrirlo con un alcance mayor. Y tomé una muy buena decisión, de la cual me enorgullezco: nombre a la Embajadora Carmen Moreno como Secretaria de La Comisión Interamericana de Mujeres. Fue entonces que despegamos en otros temas con una contribución vigorosa, en los temas de la participación de la mujer en la política, en la sociedad y en el trabajo, que es de alguna manera el gran tema de esta Cumbre.

Yo vengo de escuchar a la Vicepresidenta referirse de manera sólida al tema de la mujer y el trabajo, la mujer y el empleo, en la reunión con el Presidentes en el Foro Empresarial. Creo que eso ha sido muy importante recordarlo, porque si vamos a hacer una Cumbre sobre el tema de la prosperidad debemos saber cuánto aporta la mujer al empleo, y cómo dificulta el desarrollo de nuestras sociedades, el tratamiento relativamente escaso que aún tiene el tema de la mujer en el Hemisferio.

No nos equivoquemos en esto. Ciertamente estamos mejor que en otras regiones pero, por cierto, primero en materia de acceso al mercado de trabajo; segundo la remuneración; y tercero algo que tratamos mucho en la parte política, pero poco en la parte económica, en el acceso de la mujer a la dirección de la empresa, a los altos cargos de las empresas.

Yo siempre recuerdo una reunión que tuve, hace ya bastantes años, con la ministra de Relaciones Exteriores de Italia, la señora Susanna Agnelli, los mismos Agnelli de la FIAT, y mi Presidente le hizo un homenaje a la ministra Agnelli porque, en realidad, tuvo una vida política destacadísima en su país, y así se lo dijo. Y ella le respondió: “Presidente, yo le agradezco mucho. En realidad, yo he sido ministra de Relaciones Exteriores dos veces, he sido diputada, he sido senadora varias veces, he sido alcaldesa, he sido embajadora, pero mis hermanos nunca me sentaron en el consejo de administración de la FIAT”.

Y yo creo que esa es una carencia a la que también se refería la Vice Presidenta. Creo que el tema de la mujer en el empleo es un tema en el cual realmente aún nuestra región tiene un retraso bastante grande. Como lo tiene también en muchos aspectos es de la vida privada, que ciertamente nos preocupa, que es el de las decisiones sobre su propia sexualidad, en los cuales también existen grandes limitaciones.

A todos estos temas, nosotros tenemos necesariamente que entrar, porque el tema de la igualdad es un tema de muchas dimensiones, el tema de la equidad, como vamos a ver en la Cumbre de las Américas, tiene muchas dimensiones, no es solamente la distribución del ingreso, es también el acceso a la salud, el acceso a la educación, la no discriminación y una serie de otros aspectos que no siendo económicos, tienen una repercusión en la vida económica sustantiva. Y el tema de la mujer es el mismo, no es solamente el tener una participación.

No hace tanto en la historia de la humanidad que la mujer obtuvo la participación en política, pero hoy día hay que ver cómo participa en plena igualdad, también entre los cargos, porque las mujeres trabajan hoy no todo lo que quisiéramos. Dicho sea de paso, creo que esta región tiene el lamentable récord de tener un porcentaje menor de mujeres en el mercado laboral, quiero decirlo, pero trabajan más que antes. Las cifras que ha dado la directora de la ONU mujeres son muy principales al respecto. La tasa de pobreza de la mujer es mayor que la tasa de pobreza de la sociedad. La cantidad de hogares monoparentales encabezados por una mujer también está por debajo del promedio de la sociedad.

Limitaciones en materia de educación, acceso limitado a las propiedades, etc., son factores que todavía existen, las mujeres aún se concentran en la economía informal. Y naturalmente acceden a la economía informal porque eso permite por un lado, conciliar un trabajo productivo con las tareas domésticas que todavía conservan casi de forma exclusiva. La mayor flexibilidad; sin embargo, es mayor precariedad en el trabajo, menos ingresos, menos o ningún beneficio y también posibilidades de acoso y de explotación. Esto significa también que la mujer tenga menos acceso a la seguridad social, que bien sabemos tiene un menor acceso a la seguridad social y son dependientes por lo tanto de los beneficios obtienen sus parejas y hay que hacer un cambio de manera formal en el mercado laboral.

Creo que esta división sexual del trabajo como realidad estructural es una desigualdad y una injusticia económica que afecta a las mujeres en todos los planos y también dice relación con otro tema que ojalá estén tratando en la Cumbre Empresarial que es el tema de la responsabilidad social de la empresa en esta materia.

En definitiva creo que estamos en una condición en la cual hemos logrado que la aspiración de una mujer, y el trabajo que ustedes están realizando, haya contribuido poderosamente a dar ese impulso grande al gran tema de igualdad de género en América Latina. Dicen las estadísticas que América está detrás de Europa en materia de avance de la mujer, lo cual no tiene por qué dejarnos satisfechos. La verdad es que deberíamos avanzar mucho más en esto todavía, no deberíamos compararnos con otras regiones, debemos compararnos con nosotros mismos para saber cuánto hemos avanzado y cuanto nos falta por avanzar.

Por eso las felicito por este encuentro, he estado en varios de ellos y se que ustedes siempre hacen contribuciones muy concretas a como podemos avanzar y espero que sus propuestas para la Cumbre de las Américas sean, como lo han sido siempre con esa convicción, están siempre bienvenidas y les agradezco mucho este esfuerzo.
Gracias